PLACERES DESCONOCIDOS. Exposición Online. Meko ...

Klandestinos

Klandestinos

 

 

Gerardo Rueda  Gerardo Rueda (Madrid. España 1926-Madrid. España 1996)

 

 

Gerardo Rueda fue un pintor y escultor español, de importancia capital en la historia de la pintura abstracta española del siglo XX. Junto a Fernando Zóbel (1924-84) y Gustavo Torner (1925) formó la llamada “Escuela Conquense”, la cual constituyó una de las primeras iniciativas de introducir en España las nuevas corrientes del arte moderno en la década de los 60 del siglo pasado, siendo uno de los fundadores del Museo de Arte Abstracto Español de Cuenca.

 

Gerardo Rueda Salaberry, tercero de cinco hijos de Ana Salaberry Darraidou y Andrés Rueda Benito, nació en Madrid el 23 de abril de 1926. Comenzó sus estudios en el Liceo Francés en 1942. Rueda recibe, en los años cuarenta, clases de pintura con Ángel Mínguez pintor de historia. En esa década el artista realiza diversos cuadros del Jardín de Villa San Juan, en San Rafael (Segovia). Durante el año 1943 copia en un pequeño cuaderno de dibujo numerosos cuadros cubistas, que ejercen en él una profunda impresión. Realiza algunos collages con el tema del bodegón, también de inspiración cubista, y prosigue con la pintura de paisajes. También toma apuntes de la figura humana. Las visiones paisajísticas centran el interés en edificios, agrupaciones urbanas y volúmenes de casas. En 1949, realiza estudios de Derecho en tanto prosigue con la labor pictórica. Primera exposición colectiva del artista, “Fin de temporada” en la Galería Revista de Occidente de Madrid. Sus primeros collages datan de 1953 y son realizados con materiales diversos (cuero, papel, textil, etc.). En ellos aúna la presencia del collage y el dibujo a lápiz. Ese 1953, Gerardo Rueda presenta su primera exposición individual en la Sala Abril de Madrid, donde expondrá frecuentemente en la década de los cincuenta. En 1954, 1957 y 1958 muestra sus collages y dibujos abstractos en la misma galería-librería. A partir de esta fecha, y hasta los años sesenta, la producción del artista se realiza, en muchos casos, sobre cuadros de una horizontalidad definida. Son cuadros al óleo, abstractos, con recuerdos del paisaje, definidos por Zóbel como “falsas perspectivas”. En las obras de los años 1957-59 se aprecia la gran admiración del artista por Nicolas de Staël. En 1955 conoció a Fernando Zóbel, que habría de llegar a ser su mejor amigo y con el que compartió estudio en Madrid tres años después y posteriormente también en Cuenca.

001

El jardín de Villa San Juan (1944. Óleo sobre lienzo. 30 x 25 cm. Colección particular. Madrid. España) © The Gerardo Rueda Estate

 

La obra de Gerardo Rueda empezó pronto a tener presencia en los círculos artísticos y expuso individualmente en la Galería La Roue de París en 1957. Esta muestra lo dio a conocer en el país vecino; el entonces director del Museo de Arte Moderno de la Villa de París, Jean Cassou (1897-1986), adquirió la obra Composición Gris (1962), para este museo. Su exposición individual de 1958 en la Sala el Prado del Ateneo de Madrid tuvo una gran repercusión. En 1959, Gerardo Rueda realiza sus primeras Pinturas Grises. De la estructuración marcada que algunos momentos imponen los volúmenes presentes en su pintura la evolución lleva al artista a un momento espacialista: cuadros como Alpes o Astro inician en los años sesenta este conjunto de la serie pinturas grises. Ese mismo año conoció a la pintora Carmen Laffón (1934), que también fue gran amiga suya. La Escuela de Bellas Artes de San Eloy de Salamanca, expone en 1959 pinturas y dibujos de Rueda. De modo individual expone también en la Casa de América de Granada. Este mismo año su obra es exhibida en las más importantes muestras colectivas celebradas este año: Jóvenes Pintores Españoles (Sala de Arte de Basilea. Suiza; Museo de Artes Decorativas de París. Francia; Museo de Arte e Historia de Friburgo. Alemania; e Instituto de la Cultura Española de Munich. Alemania). Expone igualmente en el Museo de Arte Moderno de Río de Janeiro (Espacio y Color en la Pintura Española de Hoy). Esta última exposición recorrerá, desde esta fecha, gran parte de las capitales americanas. En España participa en el Premio de la Crítica de este año que se desarrolla en la Sala Santa Catalina del Ateneo de Madrid y en la exposición organizada por José Mª Moreno Galván (1923-81) en la Galería Darro de Madrid.

003

Composición (1959. Óleo sobre lienzo. 60 x 81 cm. Colección particular. Madrid. España) © The Gerardo Rueda Estate

 

En 1960, Gerardo Rueda participa en la XXX Bienal de Venecia con tres cuadros: Atocha (Colección Paolozzi de Milán), Alcalá (Colección de Arte Contemporáneo, Museo Patio Herreriano de Valladolid) y Almansa (Colección Boschi Di Stefano, Palacio Real de Milán). En su crítica a esta Bienal, Gillo Dorfles (1910) le destaca como uno de los jóvenes pintores con un futuro artístico más prometedor. Juan Eduardo Cirlot (1916-73) escribe, ese año en la Revista Artes, un extenso artículo sobre la pintura de Rueda. En esta fecha comienza a realizar collages con papeles de seda, generalmente teñidos con tinta china, y muy relacionados con el momento pictórico que Rueda desarrolla en la época: tendencia a la monocromía y alteración del espacio mediante sutiles juegos de composición y relieve. Expone individualmente en 1960 en la Galería Teka de Bilbao. De modo colectivo participa en las principales muestras celebradas en el mundo sobre pintura española entre otras en la desarrollada en el Museo Guggenheim de Nueva York: “Antes Picasso, Miró Después”. La Galería Biosca de Madrid recibe, individualmente, 1961, la obra de Rueda. Con ocasión de la Bienal de Venecia de 1962 Gerardo Rueda escribe el texto: “Venecia 1962: Al margen de la Bienal”, en el que muestra su preocupación por la atención prestada a los aspectos dramáticos y gesticulantes frente al desprecio de los contenidos artísticos. El Círculo de la Amistad de Córdoba organiza el mismo año una exposición individual dedicada al artista. Gerardo Rueda participa en la exposición de pintura española celebrada en la Tate Gallery e itinerante por diversas ciudades inglesas (Southampton, Hull y Liverpool). En 1963 realiza uno de los seis escaparates que “El Corte Inglés”, en sus almacenes de la calle de Preciados de Madrid, ofrece a varios artistas, junto a Gerardo Rueda exhiben César Manrique (1919-92), Manolo Millares (1926-72), Manuel Rivera (1927-95), Eusebio Sempere (1923-85) y Pablo Serrano (1908-85). Una amplia exposición de los collages de Rueda es exhibida en 1964 en “The Luz Gallery” de Manila. La obra de Rueda recorre durante ese año Italia: Verona (Galería Ferrari), Bolonia (Galería de Arte 2000), Florencia (Galería Quadrante) y Nápoles (Galería II Centro). En 1965, el artista madrileño expuso algunos de sus cuadros en la recién inaugurada Galería Juana Mordó de Madrid, vinculada a los artistas del grupo de Cuenca, que acabó convirtiéndose en su galería, al tiempo que entablaba una profunda amistad con la propietaria. Expone junto a Eusebio Sempere en la librería y galería Concret-Llibres, en Valencia. Período de lienzos, por lo general monocromos, usualmente blancos, en los que se sitúan, a modo de ventanas, bastidores de lienzos pintados. Realiza collages con pequeñas cajas: de cerillas, tabaco o pegamento utilizadas a modo de caprichoso módulo compositivo.

005

In Memoriam A. M.S. (1965. Collage cartón sobre táblex. 49 x 34 cm. Colección Fundación Juan March. Museo de Arte Abstracto Español. Cuenca. España) © The Gerardo Rueda Estate

 

Rueda ayudó a Fernando Zóbel a formar una magnífica colección de obras de artistas abstractos españoles de posguerra y, para mostrarla, ambos buscaron una ubicación en Toledo. Definitivamente, en 1966, se instalaría en el Museo de Arte Abstracto Español de Cuenca, ubicado en las Casas Colgadas, del que Rueda fue fundador junto a Fernando Zóbel. Ese mismo año, Gerardo Rueda recibe el Premio Hermanos Serra del X Salón de Mayo de Barcelona. Ese mismo año expone en la recién creada Galería La Pasarela de Sevilla. En 1967 realiza seis estudios de portada para la Revista de Occidente y actuó como asesor de compras de obras de arte de la Fundación Santander Central Hispano, cuya colección contribuyó a formar. En 1968, realiza una exposición individual en la Galería Juana Mordó de Madrid, Juan A. Aguirre (1945) destaca la influencia de la obra de Rueda en las nuevas generaciones, a la par que le señala como perteneciente a la vertiente lírica de los años sesenta. El relieve toma capital presencia en cuadros monocromos: la muestra en la galería Juana Mordó, prácticamente blanca en su totalidad, es buen ejemplo.

 

En 1969, participará en el XII Festival dei Due Mondi, en el Palazzo Collicola de Spoleto y realiza exposiciones individuales en Bilbao (Galería Grises) y Madrid (Galería Edurne). Esta última supone una revisión antológica, la primera, de la obra de Rueda, con el título “Trayectoria”. En 1971, expone individualmente en la Galería Juana Mordó de Madrid, además de exponer en Valencia (Galería Val i 30) y Sevilla (Galería Juana de Aizpuru). En 1972 realiza de un importante conjunto de pinturas murales para una compañía eléctrica. La Galería Egam de Madrid presenta una amplia muestra retrospectiva de collages del artista. Realiza en 1973 un relieve mural de granito en el Museo de Escultura al Aire Libre de la Castellana que lleva por título “Volumen, relieve, arquitectura”. En 1974, Gerardo Rueda fue incluido en el prestigioso libro “La historia del collage. Del cubismo a la actualidad” de Herta Wescher (1899-1971). En 1980 expone individualmente en la madrileña galería Theo (lugar en donde volverá a exponer en 1985). Gerardo Rueda fue uno de los miembros fundadores y patrono de la Fundación Amigos del Museo del Prado, que se constituyó en 1980 y para la que el artista creó el logotipo. Este museo albergaría tres años después la exposición Goya. Obras maestras en las colecciones madrileñas, cuyo montaje fue igualmente obra suya. Comienza la serie “La elegancia social de la madera” importante conjunto de bodegones o relieves de madera teñidos mediante veladuras con ecos de los trabajos de Morandi. En 1985, realiza la exposición “Colección particular: Treinta años de pintura” desarrollada en Granada, Córdoba y Sevilla. En 1986, el artista madrileño recibiría, tras ganar el concurso convocado, el encargo de realizar una pintura mural para la sede de la Embajada de España en Riad, Arabia Saudí. Este año expone, de modo individual, en la Galería Estampa de Madrid, un conjunto de obras bajo el título “Bodegones”. La Sala Luzán de Zaragoza edita una esencial monografía con selección de textos críticos sobre la obra de Rueda.

007

Pintura blanca (1970. Óleo y collage sobre tabla. 112 x 162 cm. Colección del artista) © The Gerardo Rueda Estate

 

El Ayuntamiento de Madrid le dedica en 1987 una exposición retrospectiva a sus collages. Además su obra se exhibe de forma individual en la Galería Joan Oliver Maneu, de Palma de Mallorca; en la Galería Peironcely, de Madrid y en la Galería Fúcares en Almagro (Ciudad Real). El Ayuntamiento de Cuenca le encarga la elaboración de una placa conmemorativa de la fundación de la Semana de Música Religiosa, y, un año más tarde, el diseño de su cartel y el catálogo de la XXVI Semana de Música Religiosa. En 1987, Gerardo Rueda acomete la remodelación de las salas del Museo de Santa Cruz de Toledo para la instalación de los fondos de los siglos XVI y XVII de la Fundación Santander Central Hispano, al tiempo que es nombrado consejero de la Facultad de Bellas Artes de Cuenca. Desde 1986 hasta 1996 viajará por todo el mundo (Estados Unidos, América Latina y Europa) para visitar museos junto con su hijo José Luis Rueda. Entre estos viajes cabe destacar varios a Londres en los que visitan la National Gallery y La Batalla de San Romano de Paolo Uccello (1397-1475), uno de sus cuadros preferidos, y la Tate Gallery (actual Tate Modern), para contemplar la sala Rothko entre otras, tras lo cual se desplazaron hasta Manchester.

 

Recibe el encargo en 1988 de la ejecución del proyecto de realización, de las vidrieras de la nave central de la Catedral de Cuenca, agrupadas bajo el título “De la Tierra al Paraíso”. A esta tarea se dedicará, con intensidad, durante el siguiente lustro. La Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha dedica ese mismo año una amplia exposición al artista en las salas Alonso de Ojeda y Galería Granero. Ese mismo año realiza una exposición indiviudal en la Galería Arteunido de Barcelona. La Caja de Madrid organiza en 1989 la más amplia exposición antológica dedicada al artista, comisariada por Alfonso de la Torre. La Galería Estampa de Madrid, casi a la par, presenta una exposición dedicada a los collages con sobres de Rueda. Diseña la edición de El Martirio de San Bartolomé sobre la pintura de este título de Bernardo Cavallino, también por encargo de esta fundación. El artista mantendría una estrecha colaboración con ella y, en 1990, ofrecería una conferencia titulada “Mis flechazos en el Prado”, organizada por Francisco Calvo Serraller.

010

Bodegón del recuerdo (1986. Ensamblaje sobre madera. 55 x 64 x 17 cm. Colección particular. Madrid. España) © The Gerardo Rueda Estate

 

Una importante muestra retrospectiva, incluyendo obras desde 1946, recorre en 1991, partiendo de la capital, diversas localidades de Alicante. En 1992, tras obtener el primer premio en un concurso restringido recibe el encargo de realizar las dos puertas de acceso al Pabellón de España en la Exposición Universal de Sevilla, su proyecto lleva el título “Desde Sevilla en la mirada de Paul Klee”. Su obra es expuesta este año de modo individual en Madrid (Galerías Afinsa-Almirante y Juan Gris), Sevilla (Galería Félix Gómez), Alcoi (Centro Municipal de Cultura) y Châteauroux (Abadía de Les Cordeliers). Por encargo del Museo de Bellas Artes de Bilbao, Alfonso de la Torre realiza en 1993 el catálogo completo de obra gráfica, que recoge la producción gráfica del artista, más de un centenar de estampas, realizadas desde 1964. Su obra se muestra además individualmente en Córdoba, Valencia, Castellón y Madrid. Juan Manuel Bonet escribe en 1993 la más amplia monografía sobre Gerardo Rueda que edita La Polígrafa. En 1994, se inicia la exposición “Rueda, una visión-Trayectos” que se inaugura en Barcelona y posteriormente se desplazará, de modo itinerante, y hasta 1997, por los principales museos nacionales de América del Sur. La Galerie Thessa Herold de París presenta en 1994 la exposición “Rueda-Domela”. En 1995, Gerardo Rueda es nombrado Académico de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid. Con ocasión de tal nombramiento comienza los preparativos del discurso de ingreso que no llegará a leer. Éste discurso se publicará posteriormente, de modo fragmentado y póstumo (1999). Realiza exposiciones individuales de carácter retrospectivo en varias ciudades españolas: Zaragoza (Ibercaja y Museo Camón Aznar) y Logroño (Sala Amós Salvador). Una selección retrospectiva de sus esculturas, realizada por Alfonso de la Torre, se muestra en el Museo Juan Barjola de Gijón.

011

Mikado (1990. Ensamblaje sobre madera. 130 x 130 cm. Colección del artista) © The Gerardo Rueda Estate

 

Serge Fauchereau (1939) realiza el comisariado de la exposición retrospectiva de Rueda en el Instituto Valenciano de Arte Moderno, IVAM, en cuya, sala Julio González se inaugura el 28 de marzo de 1996. El 3 de abril, Gerardo Rueda sufriría su primer derrame cerebral en Madrid, a pesar de lo cual se empeñó en viajar en coche a Valencia para visitar la muestra, junto con José Luis Rueda. Más tarde sería víctima de otros dos ataques, el último de los cuales le causó la muerte en Madrid el 25 de mayo de 1996. En 1997, su amigo el crítico de arte francés Serge Fauchereau publicaba el libro Du collage et de Rueda, editado por Cercle d’Art y con una versión en castellano presentada en la Residencia de Estudiantes de Madrid. En 1997 se realiza la exposición antológica de su obra sobre papel en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid. Esta exposición se mostrará posteriormente en el Museo de Bellas Artes de La Coruña y en 1998 en Montpellier, Bochum, Caracas y Guadalajara (México). Este mismo año la Universidad de California-Los Ángeles (UCLA) realiza una selección de sus collages: “Gerardo Rueda Spanish Master of Collage”. Exposición retrospectiva de Gerardo Rueda en el Bochum Museum y en el Meadows Museum de Dallas. La Fundación Ludwig de Cuba organiza en 1999 una exposición en el Convento de San Francisco de La Habana que contiene una selección retrospectiva de los collages de Rueda: “Collages 1956/1996”. Ciclo de conferencias en La Habana sobre la obra de Gerardo Rueda. En diciembre de 1999, el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía presenta el libro “Gerardo Rueda, Escritos y Conversaciones” que contiene la recopilación de los principales textos de Gerardo Rueda, y en 2003 “La vida es arte y el arte es vida”, una biografía de Gerardo Rueda escrita por la prestigiosa historiadora de arte Barbara Rose, que ya en 1996 le había citado como el artista español más importante de su tiempo.

 

En 2000 se presenta en diversas ciudades italianas la exposición “Gerardo Rueda. Retrospettiva 1946-1996”. Tomàs Llorens y Alfonso de la Torre realizan en 2001 la exposición “Gerardo Rueda. Retrospectiva (1941-1996)” en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. Ese mismo año, este museo madrileño adquirió 73 obras a José Luis Rueda mediante compra y donación. En 2006 se presenta en el IVAM el libro “Mis flechazos en el Prado”, escrito por Francisco Calvo Serraller y, como las restantes publicaciones mencionadas, dirigida y editada por José Luis Rueda. En este mismo año se constituyó la Fundación Gerardo Rueda, para difundir y salvaguardar su obra; en su patronato figuran historiadores del arte y personalidades de la cultura nacional e internacional. A partir de su constitución se han organizado diversas exposiciones: Siglo XXI, Arte en la Catedral de Burgos: Gerardo Rueda, albergada por la propia catedral y que contó con 85.000 visitantes, lo cual la convierte en la exposición más visitada de las organizadas en este entorno. Dicha muestra fue comisariada por Rafael Sierra y contenía piezas de la colección que creó Gerardo Rueda y que salían a la luz por primera vez. Gracias a un acuerdo entre el Ayuntamiento de Valencia y el IVAM, en 2007 se ha creado el museo de escultura denominado Gerardo Rueda: Parque Escultórico del Turia, que acoge las obras Cubo (1970) y Rosario (1992).

 

 

© Todas las obras tienen el copyright de los herederos de Gerardo Rueda

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuentes:

 

 

 

Blog de Pintura del pintor Meko (Jesús Meco Castellanos)