PLACERES DESCONOCIDOS. Exposición Online. Meko ...

Klandestinos

 

 

 

Joan Antoni Toledo  Joan Antoni Toledo (Valencia. España 1940-Valencia. España 1995)

 

 

Joan Antoni Toledo fue un pintor español, miembro fundador de Estampa Popular de Valencia y posteriormente de Equipo Crónica. Joan A. Toledo ha sido considerado uno de los exponentes máximos del realismo social en los años sesenta y setenta del siglo XX.

 

Joan Antoni Toledo nace en Valencia en 1940. Comienza su formación artística en la Escuela de Bellas Artes de Madrid y en la Escuela de Bellas Artes de San Carlos de Valencia, donde conocería a los que serían más tarde sus colegas del Equipo Crónica, Manolo Valdés (1942) y Rafael Solbes (1940-81). Aunque no llega a terminar sus estudios en la universidad, comienza una prolífica carrera en publicidad y decoración, mientras trabaja en talleres de serigrafía.

002

Sin título (1975. Acrílico sobre lienzo. 100 x 100 cm) © The Joan A. Toledo Estate

 

En 1962, aparece galardonado con el premio del VII Salón de Otoño del Ateneo Mercantil de Valencia. A finales de 1964, Joan A. Toledo participa en la creación del grupo artístico valenciano Estampa Popular, junto a Ana Peters (1932-2012), José Marí (1938), Rafael Martí Quinto (1939), Manolo Valdés y Rafael Solbes, apoyados por el crítico e historiador de arte Tomás Llorens (1936) y a los que se fueron uniendo posteriormente José María Gorrís (1937-99), Jorge Ballester (1941), Andreu Alfaro (1929), Joan Cardells (1948), Anzo (1931-2006) y F. Calatayud.

 

Estampa Popular se caracterizaba por la utilización de imágenes mass media, los precios populares, la utilización del grabado como soporte y siempre una temática basada en la vida valenciana. En un momento en el que el país, aunque de manera tímida, se abría a la economía de mercado, el citado grupo abogó por redefinir el papel del arte y del artista en el marco de esa España en pleno proceso de cambio. Para ellos, las nuevas expresiones artísticas, además de hacerse eco de esa naciente situación socioeconómica, debían tomar en consideración el lenguaje y los recursos visuales procedentes de los medios de comunicación de masas.

 

Paralelamente, Joan Antoni Toledo, Rafael Solbes y Manolo Valdés, junto a otros pintores de Estampa Popular como Ferran Calatayud, José Mª. Gorrís, Francesc Jarque, José Marí, Rafael Martí Quinto y Ana Peters, comenzaron a reunirse para hacer un grupo más específico definido por una tendencia artística común; la única manifestación de este grupo será la exposición colectiva realizada el mes de noviembre de 1964. En 1965, Toledo participa junto con Valdés y Solbes en el XVI Salon de la Jeune Peinture de París, obteniendo un gran éxito de crítica. Nace entonces el Equipo Crónica, que se diferenciará del grupo anterior por el uso de un temática más amplia, despersonalizada, valiéndose principalmente de la pintura y con una gran influencia del movimiento Pop. De ahí la idea de disolver la personalidad de los artistas bajo un nombre colectivo y, a la vez, anónimo. En 1966, Joan A. Toledo abandonaría el equipo para abrir un paréntesis de una década en su actividad pictórica. El Equipo Crónica existiría hasta la muerte de Rafael Solbes, en 1981. El Equipo Crónica, influido por los debates generados en el seno de Estampa Popular, surgió como alternativa al informalismo, como una crítica al individualismo y a la imagen romántica del artista genio. De ahí la idea de disolver la personalidad de los artistas bajo un nombre colectivo y, a la vez, anónimo.

004

Quién está mirando el espejo (1976. Acrilico sobre tabla. 100 x 100 cm) © The Joan A. Toledo Estate

 

Durante diez años, Toledo prácticamente deja de pintar, centrado en su trabajo como impresor de serigrafías en el taller de Ibero Suiza. Joan Antoni Toledo regresó a la escena artística en 1976, retomando unas preocupaciones que habían caracterizado su producción en los primeros años, aunque esta vez con ideas nuevas y con una visión más cotidiana pero no menos crónica de la cultura de masas. De hecho, la manipulación crítica de las imágenes procedentes de los medios de comunicación definió al Equipo Crónica en sus comienzos. También lo hizo el cuestionamiento de la individualidad del autor y la defensa de un trabajo colectivo en la elaboración de la obra de arte. Toledo dejó el equipo, porque hizo crisis personalmente en ese segundo aspecto y se sumergió en un largo periodo de reflexión hasta volver a comparecer con una exposición en la Galería Temps de Valencia en 1976, a la que siguieron otras muchas, tanto individuales como colectivas. La más reciente presencia pública de su obra se produjo en la exposición Cien años de pintura valenciana que se organizó en las salas del Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) en 1994.  Su prematura muerte en 1995, deja truncada su carrera, en pleno periodo de madurez.

 

Joan Antoni Toledo falleció el 3 de octubre de 1995 en Valencia. La muerte le sobrevino en un momento de plena creatividad y de trabajo, que se vio interrumpido el 29 de septiembre cuando tuvo que ser ingresado en una clínica valenciana al sufrir una crisis en una enfermedad que padecía desde hacía tiempo.

 

Parte de su obra se encuentra en el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) y en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (MNCARS).

005

Azul, blanco y añil, postal y marinero (1983. Técnica mixta sobre lienzo. 146 x 226 cm)
© The Joan A. Toledo Estate

 

Los recursos a las técnicas y planteamientos del Pop Art, que en su breve etapa con el Equipo Crónica centraron sus preocupaciones, variaron con el tiempo a favor de una pintura más reposada y clásica, en la que poco a poco las imágenes muy identificables extraídas de los mass media, como la serie que dedicó a Marilyn Monroe, fueron dejando paso al uso de personajes anónimos. Toledo compaginó la pintura con otras actividades en campos, como el cine, la publicidad, los decorados o la serigrafía. Su obra tiene un lugar significativo en el realismo artístico español de los años sesenta, marcado por un fuerte compromiso crítico con la sociedad.

 

Con él desaparece un protagonista significativo de uno de los momentos más intensos de la plástica española de la segunda mitad del siglo XX. Un momento cuyas propuestas han servido de referencia a la producción artística de varias décadas.

 

Además de pintar, Joan Antoni Toledo se adentró en campos creativos adyacentes, como la serigrafía, la ilustración, la publicidad, la decoración teatral, el cine o la crítica de arte, consiguiendo un bagaje muy personal y un repertorio iconográfico de vanguardia. Su trayectoria está cargada de reivindicación y tensión política.

 

 

© Todas las obras tienen el copyright de los herederos de Joan Antoni Toledo

 

 

Blog de Pintura del pintor Meko (Jesús Meco Castellanos)