Julius Meier-Graefe 

Julius Meier-Graefe (Pesitza. Hungría 1867-Vevey. Suiza 1935)

 

Escritor, galerista y crítico de arte alemán. Nació el 10 de junio de 1867 en Pesitza -Reșița- (Banato. Hungría) entonces perteneciente al Reino de Hungría dentro del Imperio Austrohúngaro (ahora parte de Rumanía). Hijo del inventor e industrial alemán Eduard Meier (1834-99) y de Marie Therese Graefe (1835-67). Era el segundo de dos hermanos: Max Emil Meier (1863-1919) y Julius Meier (1867-1935). Su apellido compuesto Meier-Graefe es en honor a su madre fallecida durante su parto. Después de estudiar ingeniería en Munich en 1888, se casó con Anna Baurath (1875-1963) y se trasladaron a vivir a Berlín, donde estudia historia en general e historia del arte en particular. Comenzó su carrera literaria como escritor de ficción con dos novelas: «Una tarde con Laura» (Ein Abend bei Laura) de 1890 y «Por el Norte» (Nach Norden) en 1893. Su primera obra como crítico de arte fue publicada en 1894 sobre la figura del pintor expresionista Edvard Munch (1863-1944). En 1895 fue uno de los fundadores la revista alemana de arte y literatura «PAN», pero dejó ésta después de un año y fundó la revista de art noveau «Arte Decorativo» (Dekorative Kunst) en 1897. Poco después abrió «La Maison Moderne», galería de arte que expuso obras de «art noveau» en París. La galería cerró en 1903. En la «Exposición Centenario de Arte Alemán. 1775-1875» (Jahrhundertausstellung deutscher Kunst. 1775-1875) en la «Galería Nacional de Berlín» (Berliner Nationalgalerie) de 1906, contó con trabajos poco conocidos de Meier-Graefe e introdujo al pintor romántico alemán Caspar David Friedrich (1774-1840) por primera vez a un público más amplio. Del mismo modo, su libro de 1910 «Viaje Español» (Spanische Reise) trajo el «redescubrimiento» de El Greco (1541-1614) y el posicionamiento del artista como un precursor de los expresionistas. Trasladándose a París, Meier-Graefe dedicó su atención a la pintura francesa del siglo XIX. Su historia en tres volúmenes de arte moderno (1904 y 1914-1924) canonizó la importancia del impresionismo francés. Escribió importantes biografías de muchos artistas, incluyendo a Paul Cézanne (1839-1906) y Vincent van Gogh (1853-90). Cuando estalla la Primera Guerra Mundial, se ofreció como voluntario en la Cruz Roja. Fue enviado al frente oriental y fue capturado e internado en un campo de prisioneros de guerra ruso a principios de 1915. A su regreso a Alemania a finales de 1915, se divorció de su primera esposa Anna Baurath, y se casó con su segunda esposa, Helene Lienhardt (1886-1957). La pareja vivía en Dresde, pero viajaba con frecuencia, y consideraba a Francia, especialmente a París, su segundo hogar. Su tercer matrimonio fue con Anna Marie Epstein (1905-94), que tenía 38 años de edad y era una rica heredera. Era la única hija del arquitecto alemán Walther Leo Epstein (1874-1918) y de Else Kohn (1880-1942). Su abuelo era Adolph Kohn (1841-1916), un prominente banquero judío-alemán de Núremberg. En 1930, debido al creciente antisemitismo en Alemania, la pareja Meier-Graefe se traslada a vivir a Francia y alquila «La Banette» una finca en Saint-Cyr-sur-Mer (Provenza) un pueblecito de la costa azul. La pareja anima y ayuda al pintor de paisajes Walter Bondy (1880-1940) y al escritor René Schickele (1883-1940) a trasladarse a la zona, dando un impulso decisivo a la formación de un gran colonia de refugiados judíos-alemanes dedicados al arte y la literatura en la vecina localidad de Sanary-sur-Mer, cuyos miembros incluían a los escritores Thomas Mann (1875-1955), Lion Feuchtwanger (1884-1958) o Ludwig Marcuse (1894-1971), entre otros. Julius Meier-Graefe falleció el 5 de junio de 1935 en Vevey (Suiza) a la edad de 67 años.