PLACERES DESCONOCIDOS. Exposición Online. Meko ...

Klandestinos

 

 

 

 

INFORMALISMO

 

 

El Informalismo es un movimiento pictórico que abarca todas las tendencias abstractas y gestuales donde los materiales utilizados desempeñan un papel esencial. El Informalismo se desarrolló en Francia y el resto de Europa después de la II Guerra Mundial, en paralelo con el Expresionismo Abstracto estadounidense.

 

Tras la II Guerra Mundial, Europa se ve sumergida en un clima de profunda crisis existencial. La respuesta plástica tendrá un nombre: el informalismo. Como en todos los movimientos, se da una mirada al pasado, escogiendo el gusto por el collage de los cubistas, el azar y lo fortuito de los dadaístas y, al mismo tiempo, la atracción por todo tipo de materiales, como en el caso de Jean Dubuffet (1901-1985). Cerca igualmente se encuentran los aires expresionistas y la importancia otorgada al automatismo psíquico por los surrealistas. Es el arte del signo, del gesto y de la materia, un arte que grita entre las tinieblas de la posguerra. El uso eminentemente expresivo del óleo a base de chorreados, grandes empastes y roturas viene acompañado por la importancia concedida a otros materiales bien lejanos a la pintura, tales como la tela metálica, la arpillera y la arena.

001

Collage de las cruces (1947. Técnica mixta sobre tabla. 52.5 x 73.5 cm. Städtische Galerie im Städelschen Kunstinstitut. Fráncfort. Alemania) – Antoni Tápies

 

El Informalismo fue un término acuñado por el crítico de arte francés Michel Tapié (1909-87) para definir un tipo de pintura espontánea abstracta, muy popular entre los artistas europeos durante los años cuarenta y cincuenta, equivalente grosso modo al Expresionismo Abstracto en los Estados Unidos. Tapié popularizó esta expresión en su libro “Un Art Autre” (1952), y estas dos denominaciones -Art Autre e Informalismo- se utlizan más o menos como sinónimas. Aunque rara vez se utilizan con precisión, algunos críticos de arte consideran que la expresión Informalismo es demasiado reducida y no representa más que un solo aspecto de una tendencia más amplia del Art Autre (que abarca obras figurativas y abstractas).

 

Michel Tapié definía el Art Autre como un tipo de arte que, en su opinión, se ajustaba al turbulento ambiente que vivía Francia en la posguerra, un arte que se basaba en el “paroxismo y éxtasis mágico y total”. La denominación es bastante vaga y, a veces, se utiliza como sinónimo de informalismo (también acuñado por Tapié). Sin embargo, el Art Autre es más amplio, dado que abarca arte figurativo (por ejemplo Dubuffet), así como arte abstracto. Al utilizar la expresión “art autre”, Tapié reivindica que el arte de posguerra supone una ruptura con el pasado. Además de Dubuffet, Tapié cita a Georges Mathieu (1921-2012), Roberto Matta (1911-2002) y Wols (1913-51) como los máximos exponentes del Art Autre.

002

Composición (1949. Óleo sobre lienzo. 97 x 130 cm. Colección privada. Suiza) - Nicolás de Stael

 

Dentro del Informalismo se distinguen diferentes corrientes o tendencias, como la abstracción lírica, la pintura matérica, la Nueva Escuela de París, el tachismo, el espacialismo, la pintura gestual o el art brut. En el informalismo encontramos una fuerte presencia de la personalidad del artista a través de las técnicas o materiales empleados, una exaltación del azar y la improvisación, un rechazo de la construcción premeditada y una base ideológica fuertemente vinculada con el existencialismo.

 

Además de destacarse en el informalismo Dubuffet y Jean Fautrier (1898-1964), también vale la pena mencionar a: Wols, Mathieu, Hans Hartung (1904-89), Alberto Burri (1915-95), Pierre Soulages (1919), Henri Michaux (1899-1984) o  Jean-Paul Riopelle (1923-2002). En España, el informalismo alcanza un enorme auge en la década de los cincuenta en una generación de artistas cuyos lenguajes fluctúan entre el informalismo europeo y el expresionismo abstracto americano. Entre ellos podemos destacar a pintores como Manolo Millares (1926-72), Rafael Canogar (1935), Antonio Saura (1930-98), etc ... miembros del Grupo El Paso, además de Antoni Tápies (1923-2012), Josep Guinovart (1927-2007), entre otros.

006

Barba de los combates (1959. Óleo sobre tela. 81 x 100 cm. Colección particular) - Jean Dubuffet

 

En España, el informalismo tiene dos focos de interés: Barcelona y Madrid, ofreciendo como marco de fondo la crisis existencial surgida al finalizar la Guerra Civil. En Barcelona, la aparición del grupo Dau al Set (La Séptima Cara del Dado) en 1948 constituyó un fuerte revulsivo para el espíritu artístico de la posguerra. Los miembros más significativos del grupo eran el crítico de arte Juan Eduardo Cirlot (1916-73), el filósofo existencialista y poeta Joan Brossa (1919-98), más tarde artista experimental, y los pintores Joan-Josep Tharrats (1918-2001), Antoni Tápies, Modest Cuixart (1925-2007) y Joan Ponç (1927-84). Reciamente enlazado al surrealismo, este grupo abriría las puertas en los años cincuenta al movimiento informalista, en el que participaron artistas del grupo que se disolvió en 1953. La crítica e historiadora de arte catalana Lourdes Cirlot (1949), hija de Juan Eduardo Cirlot, estableció cuatro tendencias principales del informalismo catalán y aplicables en términos generales: la matérica, la pintura del signo-gesto, la tachista y la espacialista. En Madrid, aparece en 1957, el Grupo El Paso, siendo el grupo de mayor relevancia en la configuración y definición de la vanguardia española de posguerra. Con el nombre de El Paso querían indicar su conciencia de no ser más que un estallido, breve y necesario, en el avance de la pintura española contemporánea. Los integrantes de El Paso en el momento de la firma del manifiesto y en sus primeras exposiciones como colectivo fueron el escultor Pablo Serrano (1908-85) y los pintores Antonio Suárez (1923), Juana Francés (1924-90), Manolo Millares, Manuel Rivera (1928-95), Luis Feito (1929), Antonio Saura y Rafael Canogar. Junto a estos artistas formaron parte del grupo los escritores y críticos de arte José Ayllón y Manolo Conde (director de la Galería Fernando Fe). En el año 1958 se incorporan el escultor Martín Chirino (1925) y el pintor Manuel Viola (1916-87). Otro ejemplo de pintura informalista es la realizada por el madrileño Lucio Muñoz (1929-98).

007

Sin título (1959. Tintas marrón y negra sobre papel. 75 x 106 cm. Colección particular. Ginebra. Suiza) - Henri Michaux

 

Dentro de esta tendencia informalista, cada artista deja toda la libertad a lo imprevisto de las materias (gusto por la mancha y por el azar) y a la aleatoriedad del gesto, rechazando el dibujo y el control, así como la concepción tradicional de la pintura y su desarrollo, que va de la idea a la obra terminada, pasando por los esbozos y los proyectos; es una obra abierta que el espectador puede leer libremente. La aventura pictórica es completamente nueva: en vez de ir de un significado para construir signos, el artista comienza por la fabricación de signos y da a continuación el sentido. La contribución de la música produjo el arte informal musical.

 

Las propiedades plásticas de la pintura informalista son: la espontaneidad del gesto, el automatismo, el empleo expresivo de la materia, la inexistencia de ideas preconcebidas, la experiencia de lo hecho hace nacer la idea, la obra es el lugar y el momento privilegiado en que el artista se descubre; el final de la reproducción del objeto para la representación del tema se convierte en la finalidad de la pintura, con un aspecto a veces caligráfico, pudiendo hablarse de una "abstracción caligráfica" en relación con la obra de Mathieu, Hartung o Soulages (tachismo).

 

Las cuatro tendencias principales del Infornalismo son:

 

La Pintura Matérica. Corriente pictórica enmarcada dentro del informalismo europeo posterior a la Segunda Guerra Mundial. Se desarrolló desde finales de los años cuarenta y principios de los años cincuenta. Se considera que surgió en Francia, con la obra de Fautrier y Dubuffet. Además del Art brut de Dubuffet, puede considerarse que es pintura matérica el espacialismo de Lucio Fontana (1899-1968). Francia, Italia y España son, pues, los países en los que más se ha cultivado esta pintura matérica. Su característica principal es ser una pintura abstracta que se realiza con materias diversas a las tradicionales, incluyendo en el cuadro arena, arpillera, chatarra, harapos, madera, serrín, vidrio o yeso. Además de añadirle estos materiales no tradicionales, los pintores actúan sobre la obra destruyéndola en parte con cortes, perforaciones o desgarrones. El colorido es variado. La composición se diferencia entre zonas con materia y zonas de no materia. Ya habían existido otros artistas precedentes que introdujeron en el lienzo elementos extraños a la pintura, como los dadaístas y sus objets trouvés, o los cubistas y sus collages en los que introducían cajetillas de tabaco o tiras de periódico. Los artistas posteriores al expresionismo abstracto recuperaron esta idea de introducir en la tela objetos cotidianos.

 

La Pintura Gestual. Término sinónimo de Action Painting, aunque se utiliza con sentido más amplio y no se refiere sólo a una corriente específica de pintura norteamericana (expresionismo abstracto). Se puede aplicar también a la pintura figurativa, sobre todo al Neoexpresionismo. No sólo implica que un cuadro es la plasmación de las acciones del artista en el proceso de pintarlo, sino también que las acciones plasmadas expresan las emociones y la personalidad del artista, al igual que en la vida en general los gestos expresan los sentimientos de una persona. El apelativo «gestual» se aplica concretamente a la pintura en que se intensifica deliberadamente el movimiento amplio del brazo y la visible aplicación de los pigmentos.

 

El Tachismo. (Tachisme, derivado de la palabra francesa tache: mancha). Estilo de pintura abstracta desarrollada en Francia a finales de los años 1940 y durante la década de 1950. A menudo se le considera el equivalente europeo al Expresionismo Abstracto. Esta tendencia está enmarcada en el movimiento mas amplio del Informalismo. Los artistas del Grupo CoBrA (1948-51) y del grupo japonés Gutai (1954-72) también están relacionados con el tachismo. Después de la II Guerra Mundial el término Escuela de París a menudo se refería al tachismo. Algunos de sus componentes eran Dubuffet, Soulages, Hartung, Mathieu, Serge Poliakoff (1900-69) y Nicholas de Stael (1914-55). Según el historiador del arte británico Ian Chilvers, el término tachismo «se usó por primera vez en este sentido alrededor de 1951 (se ha atribuido la acuñación del término a los críticos de arte franceses Charles Estienne –1908-66- y Pierre Guéguen) y circuló ampliamente a partir del libro del pintor y crítico francés Michel Tapié Un Art autre (1952).» El Tachismo fue una reacción al cubismo y se caracteriza por una pincelada espontánea, goteos y manchas de pintura directamente provenientes del tubo, y a veces garabatos que recuerdan a la caligrafía.

 

El Espacialismo. (en italiano, spazialismo). Movimiento artístico fundado por el artista italoargentino Lucio Fontana en 1946, que coincide aproximadamente con el nacimiento del Expresionismo Abstracto en Nueva York. La primera exposición se celebró en 1949, y Lucio Fontana llamó al movimiento Movimento Spaziale. Pretendía sintetizar color, sonido, espacio, movimiento y tiempo en un nuevo tipo de arte. El espacialismo combina ideas del movimiento Dadá, el tachismo y el arte concreto. Fontana deseaba crear arte “para la nueva era” que manifestaría el “auténtico espacio del mundo”. Lo que diferenciaba este movimiento del expresionismo abstracto era el concepto de erradicar o apartar el arte del caballete y la pintura, e intentar captar el movimiento y el tiempo como los principales principios de la obra. Los pintores espacialistas no coloreaban la tela, no la pintaban, sino que creaban sobre ella construcciones que demostraban a los ojos del espectador como, también en el campo puramente pictórico, existía la tridimensionalidad.

 

 

© Todas las obras tienen el copyright del artista o herederos legales correspondientes

 

 

Blog de Pintura del pintor Meko (Jesús Meco Castellanos)